¿QUE HACER?
Mantener al accidentado en reposo para retardar lo máximo posible la difusión del veneno por la vía sanguínea.
Suministrar líquidos a voluntad (agua ,té, etc).
Aflojar los botones de la ropa, cinturones, fajas, relojes pulsera, pulseras, o cualquier elemento que provoque presión.
Lavar  la zona de la mordedura y colocar algún antiséptico suave.
Llame al Sistema de Emergencia: 106 Prefectura y 107 SIES y traslade de inmediato al centro sanitario para recibir atención
médica.

 

¿QUE NO HACER?
No aplicar torniquetes o ligaduras.
No efectuar incisiones en la herida.
No cauterizar ni quemar la zona afectada.
No colocar soluciones caseras sobre la herida.
No succionar el sitio de la mordedura.
No suministrar bebidas alcohólicas ni estimulantes.
No administrar medicamentos caseros.

 

El único tratamiento efectivo es la administración del antiveneno específico (antiveneno, también llamado “suero antiofídico”), el cual debe administrarse bajo supervisión médica.
En el reino animal, encontramos un gran grupo, el de los Reptiles, grupo al que pertenecen los ofidios (serpientes), comúnmente conocidas como víboras. Y dentro de esta especie hay infinitas clases, con diversos tamaños, colores y hábitos. Hoy vamos a describir la víbora más popular de la Argentina y nuestra región.

 

Nombre Popular: Yarará, Víbora de la cruz, Urutú, Crucera.
Nombre Científico: Bothrops alternatus
Género:    Bothrops (existen 7 clases en Argentina)
Familia: Viperidae

 

Características:
Este hermoso animal se caracteriza por su peligroso veneno y poseer el mejor camuflaje natural
Como todas las víboras la estructura de su espinazo y sus vértebras que se encuentran libres le permite dos tipos de movimientos, de modo que este reptil puede contornearse o trasladarse de un modo rectilíneo, la yarará además de estos dos movimientos comunes a todas las serpientes tiene un tercero: el sinuoso lateral. Todo esto también está facilitado por las placas ventrales que posee, lo cual sumado a las irregularidades de los terrenos donde se mueve, permite un excelente movimiento. No tiene agudizado el sentido de la vista ni del oído sino más bien percibe las vibraciones de la tierra en donde se esté moviendo, además de su lengua que también le transmite información de su entorno. Tiene hábitos crepusculares y noctámbulos, ya que empieza a salir de caza cuando el sol va cayendo, debido a que es el momento en el que sus presas también salen pero se las puede encontrar en cualquier horario por nuestra zona y sobre todo en épocas de creciente.
Otra de sus características es ser poiquiloterma, lo que significa que es un reptil de temperatura variable, que está supeditada al ambiente donde se encuentre, sin embargo evita generalmente el contacto con el sol.
En época de invierno, cuando las temperaturas son muy bajas, al igual que otros animales, hiberna, reduciendo su actividad a lo menor posible para no gastar energía y así afrontar la temporada invernal. Su cuerpo es grueso, con escamas y la cola es corta, puede llegar a medir hasta un metro y medio.

Alimentación:
La Yarará, como dijimos caza cuando cae el sol, buscando sus presas como roedores, lo cual pese a su alto carácter de venenosa para el hombre, le otorga un lugar importante en la Cadena Trópica, ya que permite el control de roedores en los lugares en donde ella habita. De ahí el dicho popular: “donde hay víbora no hay ratas”. También puede en ocasiones alimentarse de algunos insectos, o de ranas.​
 
Hábitat:
Es una serpiente muy común en las regiones de Argentina, en todo el norte, y en provincias como San Luis, Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, así como también la podemos encontrar en los países vecinos de Paraguay, Uruguay y Brasil. Durante la época hibernal se oculta en escondrijos o huecos, así como también en cuevas que fueron abandonadas por los roedores. Siempre se encuentra en orilla de los ríos, lagunas, en pajonales, pastizales.
 
Reproducción:
Es un reptil ovivíparo, es decir que la reproducción es al mismo tiempo vípera y ovípera. Aquí el embrión esta cubierto por una suerte de membrana ya que al permanecer dentro del cuerpo de la madre no corre peligro, y por ende no necesita de cascarones fuertes a modo de protección. Al nacer, la membrana transparente que los recubría se rompe automáticamente para que la cría pueda salir. Un dato curioso, es que a os 25 minutos de su nacimiento ya están listos para sobrevivir solos ya que pueden trasladarse, morder y engullir una presa y sus colmillos ya tienen veneno.

 

Su Roll en en ecosistema:
Como en todo ecosistema, cada integrante cumple una función específica y esencial para el equilibrio del mismo. Por ende, la ausencia de un miembro implica un desequilibrio que afecta en todos los ordenes. La Yarará regula la población de roedores principalmente, evitando así superpoblaciones que pueden traer como consecuencias enfermedades como la leptospirosis y el Hanta virus.

¿Como las diferencio de otros ofidios?

 

Al principio puede resultar difícil diferenciarlas y tampoco la idea es que se pongan a verlas en detalle corriendo riesgo de ser mordidos.
Las yararás poseen la cabeza triangular y cuello marcado, mientras que las culebras en general poseen cabeza redondeada y cuello poco marcado.

La pupila de todas las víboras es elíptica y vertical mientras que la de la mayoría de las culebras es redondeada (detalle dificíl de observar).

Las culebras en buen estado de salud en general poseen cuerpos redondeados, mientras que las víboras poseen un dorso poco musculoso que le brinda una forma “triangular” al corte transversal.

El dibujo en forma de riñon o "tubo de teléfono" sobre cada lado del lomo es bien claro en las yara.

La cola de las víboras es más corta que la de las culebras. La de la mayoría de la culebras termina regularmente mientras que las de las víboras terminan en forma abrupta.

Las escamas de las víboras son carenadas (presentan una cresta central), lo que confiere un efecto visual de estar "seca", mientras que las culebras poseen escamas lisas dandole un efecto visual de estar "mojadas".

 
Envenenamiento por Bothrops  (Yarará)

Representa más del 97% de los envenenamientos por serpientes venenosas en la Argentina.

 

Características:
Los numerosos componentes de este veneno son “histotóxicos” (producen una importante destrucción de tejidos) y alteran el sistema de coagulación a diferentes niveles provocando hemorragias (por eso los denominan históricamente “hemotóxicos”), también producen hipotensión por diferentes mecanismos.

 

Produce:
Lesiones locales con dolor (siempre) que pueden ir desde la inflamación y el edema, hasta la necrosis tisular, incluso causando amputación de miembros.
Incoagulabilidad sanguínea, que es frecuentemente observada.
Pueden producirse hemorragias severas y colapso circulatorio.
Los envenenamientos severos pueden llevar a la muerte.


Prevenciones para disminuir las posibilidades de mordeduras.

Todos quienes trabajan o transitan por pajonales, albardones, montes, sendas, bosques, etc., están expuestos ocasionalmente a mordeduras de víboras.
Las serpientes muerden cuando se sienten amenazadas, si se paran sobre ellas o tratan de manipularlas.
Si encuentra una serpiente aléjese, no la moleste y no intente manipularla aunque aparente muerta. Si no es posible alejarse a tiempo, abstenerse de hacer movimientos bruscos
El 98% de las mordeduras se produce en las extremidades superiores e inferiores, por lo tanto la prevención mediante el uso de botas y evitando introducir las manos en dónde puedan encontrarse ofidios ocultos, puede disminuir enormemente la posibilidad de sufrir la mordedura de una serpiente venenosa.
Si no tiene un calzado bueno puede hacerlo con un bastón o caña con la cual irá anteando la zona donde va a colocar el pié.
No deben introducirse las manos en cuevas de roedores, oquedades de árboles, entre grietas de piedras, lugares cubiertos de vegetación o cualquier lugar en el que pudiese encontrarse un ofidio.
No se deben levantar piedras o troncos con las manos y si se hace, se debe hacer preferentemente con guantes gruesos aferrando el borde y protegiendo el cuerpo con la piedra o el tronco al momento de levantarlo.
Al introducirse a zonas en las que se conoce la presencia de ofidios venenosos es conveniente hacerlo con botas gruesas, preferentemente hasta las rodillas, o con protectores como canilleras, o polainas o al menos con pantalones holgados, a fin de disminuir la eficiencia del ataque de una víbora.


Tratamiento general de mordeduras por ofidios

Es conveniente destacar que no siempre el ofidio inyecta veneno al morder. En el 50 % de los accidentes por ofidios ponzoñosos se logra identificar la huella de un solo diente.
La cantidad de veneno inyectada depende del tamaño del ofidio y de su tiempo previo de ayuno, ya que pueden reponer la ponzoña en las glándulas en 15 días, en tiempo caluroso, variando este período con el frío ya que dependen de la temperatura ambiente para regular su metabolismo.
En cada caso debe tenerse en cuenta el estado clínico de la victima, el tiempo transcurrido desde la mordedura, el sitio y vía de inoculación y el peso, edad y estado de salud del individuo.
Las mordeduras de serpientes son siempre accidentes serios, de pronóstico grave a menos que se certifique fehacientemente que el reptil responsable del accidente no es ponzoñoso, la aplicación, lo más tempranamente posible, y dosis adecuada del suero especifico o el polivalente en su defecto, por vía intramuscular e incluso por vía endovenosa convenientemente diluido, mejoran notablemente dicho pronostico y es la verdadera medición efectiva. El médico es exclusivamente, el único autorizado para juzgar la conveniencia u oportunidad de toda otra medicación o tratamiento. Cualquier medicación que no tenga indicación precisa o consenso medico, puede imponer riesgos innecesarios al paciente.

 

Los sueros antiofídicos están capacitados para neutralizar determinada cantidad de veneno. Se llama “unidad” de suero a la cantidad de éste necesaria para neutralizar 1 mg., de veneno
Los factores que determinan el éxito de la sueroterapia son: la correcta especificidad del antiveneno, la administración a tiempo de éste, una dosis suficiente y la vía adecuada de inyección. Antes de proceder a la inyección del suero, se debe asegurar de que el paciente no sea alérgico a éste. Para esa comprobación el médico realiza las pruebas de sensibilidad especifica y en caso de reactividad, conduce el tratamiento con suero, conforme a precauciones de norma.


Establecimientos asistenciales que operan como Centros antiponzoñosos cerca de nuestra región

Rosario
SERVICIO DE TOXICOLOGÍA – Sanatorio de Niños
Responsable: Dr. Juan Carlos Piola
Dirección: Alvear 858 PB. A – CP 2000 – Rosario
Tel/Fax: (0341) 448-0202 (24 hs) 420-4463 (administrativo) Celular: 155 400-0019
E-mail: sertox@sertox.com.ar Página web: www.sertox.com.ar

 

SERVICIO DE TOXICOLOGÍA – Hospital Provincial de Rosario
Responsable: Dra. Silvia Martínez
Dirección: Alem 1450 - CP 2000 – Rosario
Tel: (0341) 472-1111 Fax: (0341) 472-1530
E-mail: silviamartinez510@yahoo.com.ar

 

TOXICOLOGÍA, ASESORAMIENTO Y SERVICIOS (T.A.S.)
Responsable: Dra. Silvia Martínez y Francisco Áphalo
Dirección: Tucumán 1544 CP 2000 – Rosario
Tel/Fax: (0341) 424-2727 /448-0077 / 425-5519 / 0800-888-8694
E-mail: toxico@toxicologia-tas.com.ar

 

SANTA FE
SERVICIO DE NEUROTOXICOLOGIA – Hospital J.M. Cullen
Responsable: Dr. Juan Carlos Langhi
Dirección: Av. Freyre 2150 Sala 4, Subsuelo. CP 3000 – Santa Fe
Tel: (0342) 457-3357 int. 267-268
E-mail: hospjmc@ssdfe.com.ar

 

San Jerónimo Coronda
Htal. Coronda
España 2307
2240 0342 491-0030

ENTRE RIOS
Paraná
CONSULTORIO DE TOXICOLOGÍA – Centro de Especialidades Médicas Garrigó
Responsable: Dra. Analía Corujo
Dirección: Juan Garrigó 1190 – CP 3100 - Paraná
Tel: (0343) 436-3589
E-mail: corujo241@hotmail.com

 

CLINICA MODELO DE PARANÁ
Responsable: Dra. Analía Corujo
Dirección: San Martín 1238- CP: 3100 – Paraná
Tel: (0343) 423-1200 Fax: (0343) 423-1539
E-mail: cmodelo@arnet.com.ar
Página web: http://www.clinicamodelosa.com.ar

 

Diamante
Htal. 25 de Mayo
Pedro Serrano 695
3105 0343 498-1300

 

Ramírez
Htal. Nuestra Sra. de Luján
Colón 132
3164 0343 490-1060
Este articulo fue elaborado específicamente para las zonas aledañas a Rosario.
Elaboración Al Otro Lado Del Río basado en:

Guía de Centros Antiponzoñosos de la República Argentina Edición 2011 Ministerio de Salud

OFIDIOS VENENOSOS DE LAREPÚBLICA ARGENTINA Instituto Nacional de Producción de Biológicos
Guía de prevención, diagnóstico, tratamiento y vigilancia epidemológica de los envenenamientos ofídicos

yarara

CONTACT

US

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
  • Google Places blanco Icono
  • Icono blanco TripAdvisor

Tel. +54 341 228-7695

Email: info@alotroladodelrio.com

Visit us: Balneario La florida

Av. Eudoro Carrasco 3352